home Servicios Limpiezas saludables
versión imprimible
Empresa
Historia
Clientes
Nuestro equipo
Otras actividades
Ofertas de trabajo
Otros países
Portugal
Marruecos
   Limpiezas saludables / ATHISA MEDIO AMBIENTE

Uno de nuestros primeros servicios
Saludables son las limpiezas realizadas por ATHISA MEDIO AMBIENTE en los centros de salud. Lo son desde los inicios del grupo empresarial, en los ochenta. La limpieza de hoy ha de efectuarse con unos métodos que reduzcan notablemente el riesgo infeccioso. Contamos con un personal altamente cualificado y con los medios necesarios para asegurarlo.

Nuestras técnicas de limpieza
Determinamos las zonas a limpiar según la cantidad y disposición de materiales y la relación que con éstos tengan los usuarios en las distintas dependencias de un centro.

Fregado
Para enfrenarnos a los microorganismos eficazmente fregamos la superficie con dos cubos, uno para el enjabonado y otro para el aclarado.
Evitamos así el arrastre inncecesario de microorganismos que normalmente se deriva del uso de un mismo cubo para ambas tareas. Ante la presencia de sustancias contaminantes, actuaremos con lejía al 0,5 %

Barrido
Descartamos el barrido en zonas de riesgo para evitar la suspensión de microorganismos y polvo en el aire. Sí lo utilizamos dirariamente, en cambio, en talleres y almacenes ya que la presencia de personal es menor.

Desempolvado
Utilizamos potentes aspiradoras profesionales que evitan el más mínimo escape de polvo por alguno de sus conductos. Las bolsas acumuladoras de polvo y suciedad son cambiadas por otras nuevas tras cada uso. El cepillo electrostático es también un gran aliado para esta tarea.

Encerado
Procuramos que el producto de encerado a aplicar seque rápidamente y ofrezca además resistencia al agua, detergente y alcohol. En suelos duros, y cada cierto tiempo, se empleará maquinaria profesional de encerado.

Desinfección y desincrustación
Desinfectamos todas las zonas del centro sanitario con complejos trialdehídicos, hipoclorito sódico o amonios cuaternarios. Para la grasa, generadora de suciedad en estado líquido, desincrustamos con potentes quitagrasas.

Por cualquier rincón de cualquier lugar

Limpiamos a fondo por cualquier rincón, objeto o superficie en los centros de salud.Todo el material de limpieza se lava al final de cada jornada con agua caliente y detergente para posteriormente guardarlo en seco.

Equipos informáticos
Son limpiados con una balleta húmeda. El polvo se quita con un paño, un plumero electrostático o un aspirador. Nunca limpiaremos unidades internas del ordenador como el lector de CD/DVD o el interior de una impresora para evitar cualquier daño.


Mobiliario de plástico y metal
Es limpiado con paños impregnados en antipolvo, soluciones neutras y cepillo electrostático para sus partes más altas. Pomos, zócalos, barandillas o radiadores de metal son limpiados con productos sin amoníaco.

Mobiliario de madera
Si la madera es porosa, le quitamos el polvo con una balleta ligeramente humedecida y luego la enceramos. Si está barnizada, lacada o plastificada utilizamos una mopa con un paño humedecido y le aplicamos un encerado mensual.

Cristales y espejos
Son desempolvados con cepillo electrostático o aspiradora, y limpiados meticulosamente con limpiacristales de base alcohólica. Si se presentan manchas rebeldes emplearemos vapor.

Persianas

Se friegan por las dos caras con un paño humedecido en agua caliente y se secan con un paño absorbente. También empleamos aspiradores y con el cepillo electrostático le quitamos el polvo.

IIuminación
Neones, lámparas, flexos. La iluminación es tratada con cepillo electrostático y limpiada con una bayeta con agua y jabón.

Papeleras
y ceniceros
Los vaciamos y limpiamos con gamuzas impregnadas en solución jabonosa. En el caso de las papeleras, primero cerramos su bolsa interiorcuidadosamente para colocarle una nueva.

Suelos

Recogemos los restos sólidos de la superficie y lo depositamos en bolsas. Barremos con paño húmedo desde el fondo de la superficie a las puerta. Fregamos con mopa y detergente, y pasamos al frotado donde sea necesario.
Para pavimentos de linóleum
(1) o laminados (2) utilizamos ceras brillantes y autodeslizantes, así como agua, jabones líquidos y detergentes. Son decapados y encerados cada 6 meses, como mínimo.

Para pavimentos de mármol (3) o terrazo (4) utilizamos máquinas rotativas, lana de acero y líquido vitrificador antideslizante para mantener su brillo natural.

Para superficies enmoquetadas (5) nuestra plantilla de limpieza pasa una potente aspiradora que filtra cualquierbrizna de suciedad por escondida que esté.

Techos
Utilizamos preferentemente aspiradora para quitar el polvo que puedan tener, y máquina de vapor para su fregado.

Lavabos e inodoros
Aplicamos detergente con una bayeta roja y una solución desinfectante dado el uso que se le dan a estas dependencias. Echamos ambientador para evitar malos olores y rellenamos los jabones de mano., además de poner papel higiénico en los inodoros siempre que haga falta.

Bactericidas y ambientadores en Línea Blanca



 
El polvo es una de las materias que, junto con la grasa, más suciedad provoca, pero, ¿de qué está compuesto? ¿donde se encuentra?

El polvo ambiental del hogar, o el que nos encontramos en el lugar de trabajo alberga infinidad de bacterias, esporas, granos de polen, unas 100 especies de ácaros, residuos del cuerpo humano como la caspa, piel, pelos, microscópicos fragmentos de uñas..

El polvo suele estar suspendido en el aire, o bien depositado en los objetos. Es capaz de esconderse en los lugares más recónditos.

La acumulación de todos estos elementos conforman el polvo ambiental, que de no ser tratado adecuadamente puede llegar a ocasionarnos problemas de tipo respiratorio y fuertes alergias.

El pH (potencial de Hidrógeno) fue definido por el danés Sorenson en 1909, como el grado de acidez de una sustancia. Esto es fundamental en el mundo de la limpieza. Los productos para combatir la suciedad han de tener un pH o acidez ligeramente superior al de ésta, para transformarla en una sal fácilmente arrastrable por el agua.

Así pues, el pH de la suciedad oscilaría entre 1 y 6, mientras que el de un producto de limpieza lo haría entre 7 y 14 para provocar la deseada reacción química.
El 23 de Diciembre de 1958, con el número de patente 74.587, se presentó un singular artilugio para la limpieza, consistente en una mopa con flecos sujeta a un palo de madera. Se escurría en un cubo con agua. Era la fregona, invento del zaragozano Emilio Bellvis.

www.fregona.net
 
home  Servicios  Limpiezas saludables
 Mapa  |  Privacidad  |  Aviso legal  |  Contacto

Copyright © 2005 GRUPO ATHISA / Todos los derechos reservados